Que Son Los Biotipos Y como Influyen En Tu Salud.

biotipos

Medicina Alternativa-

¿Puedes comer de todo sin resentirlo o al primer bocado de grasa te enfermas? ¿Eres de piel fría o caliente?  cómo eres según tu biotipo.

Existen cuatro biotipos o constituciones básicas que definen la forma de nuestro cuerpo, los alimentos que nos hacen bien, los climas que mejor nos sientan, etcétera. Saber a cuál perteneces te ayudará a tener mejores hábitos en todos sentidos. Te invito a que descubras cómo eres según tu biotipo y luego, come adecuadamente, vive sano y feliz todo el año según tu biotipo.

Es importante que sepas que no todos somos cien por ciento de un biotipo, así que pueden mezclarse, por ejemplo, ser melancólicos con tendencia a flemáticos, compartiendo características de ambos.

 

biotipos2

COLÉRICO

Piel: Se llena de pecas antes del bronceado, se quema con facilidad y es normal que tenga alergia al sol. Es caliente al tacto, suele ser delicada, propensa a granos y sarpullidos, suele tener muchos lunares y tiende a arrugarse pronto. Es de color rojo cobrizo, sobre todo cuando la persona hace actividad física. Se sonroja fácilmente. Por su alto ritmo metabólico suda profusamente, aun cuando esté en climas fríos.

Metabolismo: Dependiendo de la tendencia del colérico, pueden ser más húmedo, en tal caso engorda con mayor facilidad; o más seco, parecido al melancólico. Lo característico es la tendencia a desarrollar músculos y un cuerpo atlético, más que almacenar grasa.

Cuerpo: Proporcionado, a temprana edad puede ser musculoso, aunque luego engorde. Dedos de manos y pies medianos y fuertes. Da la impresión de un cuerpo fibroso, ya sea delgado o más fornido.

Apetito: Disfruta mucho comer, tiene apetito y aparato digestivo fuerte y se enoja cuando no come. Sin embargo, cuando tiende más a melancólico, es lo contrario y puede pasar largos periodos sin comer.

Sueño: Puede aguantar mucho tiempo sin dormir, de hecho mejora cuando duerme poco, es más nocturno, le cuesta trabajo dormir siestas.

FLEMÁTICO

Piel: Disfruta del sol menos que los melancólicos, se broncea si lo toma mucho tiempo. Suele ser fría y húmeda al tacto, al igual que los pies, aunque no tenga frío. A veces, puede tener tendencia a los sarpullidos u otras alergias en la piel, las heridas tardan en cerrarle. Es suave, su ritmo de sudor es moderado en casi cualquier clima.

Metabolismo: Tiende a depositar la grasa en todo el cuerpo. Éste es el temperamento que más tiende a conservar, almacenar y nutrir, de aquí su tendencia a guardar tanta energía como tejido adiposo. Difícilmente desarrolla músculos prominentes, aunque esté fuerte. Da la sensación de blandura.

Cuerpo: Está regido por curvas, tanto en la cara como en el cuerpo; las articulaciones no se notan, los ángulos de apertura de las rodillas y codos a veces es más abierto, sus manos y pies son gordos, como de niño pequeño. Almacena grasa en caderas y muslos.

Apetito: Puede pasar largos periodos sin comer y no le molesta realmente, aunque cuando hay comida también la disfruta.

Sueño: Una de las peores cosas que le puede pasar es no dormir, es muy importante que duerma por lo menos ocho horas, funciona mejor en la mañana, necesita siestas, su cuerpo se calienta bastante cuando duerme.

SANGUÍNEO

Piel: Se quema si está mucho tiempo bajo el sol. Suele estar templada o hasta caliente al tacto, sus manos y sus pies raramente están fríos como le ocurre al flemático y al melancólico. No padece de resequedad. Se siente ligeramente grasa y suave al tacto. También tiene una tendencia a sudar profusamente.

Metabolismo: También tiende a almacenar grasa, difícilmente baja de peso, aunque por su cantidad de acción (calor), que es mayor que el flemático, hay muchos sanguíneos más musculosos, sin embargo difícilmente puede haber un individuo sanguíneo delgado.

Cuerpo: Al igual que el flemático, por el contenido de humedad es robusto, de huesos pesados, pero el calor lo hace tener menos curvas y puede, como colérico, tener más tendencia a una estructura firme y pesada. Al contrario del melancólico tiende a ser “expansivo”. Tine una figura más cuadrada o rectangular, a diferencia del flemático que es más circular.

Apetito: De todos los biotipos, es el que suele tener la mayor tendencia al hedonismo y, por lo tanto, disfruta enormemente de todos los placeres del cuerpo, incluido comer, se molesta mucho si se salta una comida y se alimenta frugalmente.

Sueño: Puede o no dormir, es adaptable en este sentido, si hay fiesta o algo que hacer se desvela, si no, no. Duerme profundamente y funciona bien casi a cualquier hora, puede o no tomar siestas.

MELANCÓLICO

Piel: Se broncea con facilidad y no se quema tan fácilmente, le encanta exponerse al sol por horas ya que siente que lo anima. Tiende a tener la piel muy seca, con facilidad para el eczema, granos, callos y se agrieta fácilmente, sobre todo en zonas de fricción como manos y pies. Gran tendencia a los labios agrietados. Tiene poco vello corporal, pero también puede ser abundante (por su variabilidad); al ser frío y seco, casi no suda ni al estar directo bajo el rayo del sol.

Metabolismo: Naturalmente delgado, difícilmente sube de peso, porque gasta mucha energía y no sabe guardarla como los húmedos.

Cuerpo: Delgado, ágil, esbelto, con cadera delgada, tiende a la desproporción, por ejemplo, miembros más cortos o largos que el resto, se les notan las articulaciones, que crujen al moverse. Manos y pies largos, pero finos y fríos. También puede ser “contraído”.

Apetito: Cree tener más hambre de la que realmente tiene se llenan rápidamente, pero vuelve a tener hambre al poco tiempo, esto es un reflejo de la forma que tiene de gastar su energía y de cómo ésta les llega en ráfagas. También se siente muy débil si se salta una comida. Le conviene tomar poco alimento muchas veces al día.

Sueño: Como no se da cuenta de cuándo se le termina la energía, puede tener momentos de dormir mucho, otros de no dormir casi nada, no es raro que termine agotado; en general lleva ritmos irregulares.

Ahora que sabes cómo eres según tu biotipo entenderás mejor tus hábitos de sueño o alimentación y por qué tiendes a ciertos patrones contra los cuales, en vez de luchar, es mejor abrazar para vivir en concordancia con tu naturaleza.biotipos1

Con información proporcionada por el doctor David Duarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s